lunes, 21 de septiembre de 2009

Kaká nos rompió Elano

Si bien con mejoramiga podemos pasarnos horas y horas hablando de cualquier cosa, existe solo uno en particular capaz de generarnos debilidad: "composición-tema: la caca".
Nos preguntamos, entonces, cómo sale, si es o no egoísta, cuándo sabemos si terminó o no de salir, su composición y tamaños, comparando éstos con objetos de la vida cotidiana, y poder así, hacer un paralelismo y graficar mejor su estado.
Para situarlos en el tiempo, todo comenzó en época de secundario cuando ella me llamó comentándome lo mal que se sentía por haber evacuado un Titanic con tan sólo 2 barcos salvavidas.
Me quedé perpleja ante semejante comentario de una personita con actitud y carita, ante la sociedad, de "nena fina y delicada", de esas mujeres con una femeneidad envidiable.
Desde ahí en adelante empezamos a armar teorías sobre el asunto.

Estados: Encontramos la mantecosa, la stone, la chocolatosa, el sifonazo y la violadora. También podemos decir que están las rebeldes y descontroladas, aquellas que vienen después de una noche de atracón y desbarranque de comidas pesadas y/o/u alcohol.

Tamaños: Desde gemas hasta transatlánticos, pasando por barcos pesqueros o trenes con numerosos vagones.

Carácter: La caca es dominante y con personalidad. Ella no se hace esperar.
Pero carga con una gran mochila, un hijo bobo, aquellos que poseen complejos de inferioridad y te hacen mas pesada la jornada.
La caca tiene al pis.
Éste, quien nos lleva a la conclusión de un ser egoísta. Aquel, que no contento con ser el primero en salir y de manera tan galante, se enoja al no tolerar perder protagonismo, en cuanto ve un hueco, sale nuevamente avisando que acaba de terminar el show.
Es fija, la caca deja de salir si hubo una segunda vuelta de pis.
Sandwich obligado, pis caca pis.
Sin más lugar para la caca de seguir intentándolo.

En fin... es un tema recurrente entre nosotras, nos parece ameno charlarlo, pero no permitimos jamás que se pedorreen delante nuestro ni que inunden el baño con olores poco felices, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, si estás con tus parientes del interior a punto de subir al micro, traete una cajita de fósforo en la cartera o en el bolsillo.
O anda a cagar a lo de Carlitos, pero en mi casa, en el baño de una dama... poett fraganza.
O, por qué no, en consonancia con la primavera, un rosa mosqueta.

19 sacaron boleto:

alelé dijo...

Odio el tema de la caca. mi familia está obsesionada porque tengo abuelo y visabuelos medicos,que solian hacerles enemas de chicos una vez por semana porque es 'sano'.

la secretaria dijo...

jajajajaja, es el tema que imparte confianza en todos los ámbitos, me mató el estado STONE jajajajaa

Julia Q dijo...

muy informativo e interesante. alogra sentirse hasta identificada. El "sandwich obligado pis cara pis", una pinturita de clarificador!!!! MUy elocuente Johi!

eMe dijo...

jajajajaja buenisimo!!! Esta es la Johi que nos gusta, la que no le hace asco a nada (?)

Me encantó!!! :)

Café (con tostadas) dijo...

ah! pero no son nada escatológicas ustedes para la charla, eh!!!!!

jajajajaja

asegurate de que no te lea el Opi, viste que él tiene mucha negación con este tema! (?)

La Criatura dijo...

¿y a los anos contra-natura?

Reveloteando.te dijo...

jajajajaja en mi casa poett fraganza

Totalmente una cosa es hablar y otra oler..!! y de olores hay muchas cosas x decir =P

Soledad Ezcurra dijo...

primavera escatologica.
Abrazo johi.

Lol-it! dijo...

En el baño de una dama, o cagas rosas; o no cagas. Y como la opción A es totalmente ficticia, solo corre la B.
No había notado la regla del sandwich obligado, pero ahora que me lo haces ver... cuanta razón hay en esa frase!
Besos poetticos Jo!

[ D a n i e l a ] dijo...

Jajajajajjaja, es MUY cierto todo eso XD

Kris dijo...

Una consulta, la Stone, viene con flequillo?

Mariano dijo...

Una vez me comí una denuncia de Greenpeace. Me acusaban de mantener en cautiverio dos pingüinos empetrolados.

Feliz día.

Ale dijo...

A ver si nos entendemos: las mujeres no cagan . ¿Está claro?

johi dijo...

Obvio, Ale, las mujeres no cagamos, pero hablamos de la caca.

Gisela Caminos. dijo...

Jaja pensaba que a mí sola me pasaba eso de pis-caca-pis... Pero es muy cierto, el pis es quien te avisa que ya no vale la pena seguir intentándolo, terminó la función escatológica...

Besos!

fea dijo...

Muy bien ¡!!!
Los temas hay que hablarlos sin tapones… digo… sin tapujos!!!
Yo le busco formitas… incentiva mi creatividad.

El Comentarista dijo...

Y nosotros, incrédulos, que suponíamos que cuando se juntaban hablaban de cosas tan triviales como "hombres".

Ornela Muti dijo...

Escatología pura! Me has hecho reír muchísimo. Cuando estamos entre amigas somos más guarras que los hombres. Qué horror!

Milton! dijo...

Secundo a Ale. No hacen caca.

Hablan de caca como yo hablo de Tinelli. Con asquito, sin compartirlo, y sin haberlo visto nunca más de 5 minutos en mi vida.